• Donostia wedding photographer 00
  • Donostia wedding photographer
  • Donostia wedding photographer 02
  • Donostia wedding photographer 03
  • fotografo boda Donostia San Sebastian
  • Donostia wedding photographer 04
  • Donostia wedding photographer 05
  • Donostia wedding photographer 06
  • Donostia wedding photographer 12
  • Donostia wedding photographer 11
  • Donostia wedding photographer 07
  • Donostia wedding photographer 08
  • Donostia wedding photographer 09
  • Donostia wedding photographer 10
  • Donostia wedding photographer 14
  • fotografo boda Donostia San Sebastian

Donostia wedding photographer 20

baile, fiesta
Donostia wedding photographer 19

peluquería, maquillaje
Donostia wedding photographer 15

preparativos
Donostia wedding photographer 16

sesión novios
Donostia wedding photographer 17

ceremonia
Donostia wedding photographer 53

restaurante, cocktail

Sobre Las bodas

Sobre las bodas

Cuando me preguntan sobre el tipo de fotografía de boda que hago siempre suelo contestar de igual manera: – ¡buena pregunta!
Acto seguido les invito a que visiten mi trabajo en la web. Se antoja complicado describirlo porque en realidad no tengo un estilo claramente definido. Y como esto va a sonar a excusa intentaré explicarme brevemente.
Las nuevas tendencias hablan del fotoperiodismo, de la fotografía publicitaria o de la fotografía creativa de boda.
En mi opinión el primero es la base de todo y es el que llevo en las venas desde que tengo uso de razón. Decidí estudiar periodismo porque siempre he tenido la necesidad de expresar lo que veo y lo que siento. La fotografía de boda me ofrecía un camino por el que desarrollar estas inquietudes.
Del fotoperiodismo destacaría la inmediatez, la magia del momento y la naturalidad como resultado de no interferir en el desarrollo de los acontecimientos. La realidad supera la ficción, dejemos que así sea…
De la fotografía publicitaria apuntaría el valor estético de un plano bien pensado con una luz casi perfecta. Este tipo de fotografía también lo tengo en cuenta pero no siempre se puede conseguir (el tiempo es limitado en un día en el que se concentran tantas cosas ) o no siempre quiero encontrar esa perfección.

La línea que separa lo estético y lo superficial a veces es muy delgada, casi inapreciable.
De la fotografía creativa de boda me quedo con la búsqueda de la originalidad. La búsqueda del lugar y el momento preciso para conseguir la foto del día. Con especial atención a no encontrar la extravagancia en esa búsqueda.
Así que después de 10 años haciendo reportajes de bodas y más de 200 bodas en mis tarjetas de memoria he llegado a la conclusión de que el secreto reside en combinar estos tres tipos de fotografía.
Y aunque puedo asegurar que pongo el corazón en cada uno de los reportajes que hago, nada de esto funciona si el guión no cuenta una historia verdadera. Cada pareja decide lo que veo a través de la cámara; su actitud, sus sentimientos, sus miradas, sus gestos, sus gustos, sus decisiones, su gente, los lugares elegidos …etc. Os propongo salir del “patrón bodas” que, en mi opinión, ya no refleja la vida real de las parejas ni sus historias y decidir libre y voluntariamente cómo, dónde y cuándo se celebra la boda.
Cada pareja tiene una historia y cada una la contaré de diferente manera porque cada reportaje es único e irrepetible. ¿Por qué no hacer lo mismo con todo lo demás?